Fundesalud

El virus también se investiga en los paritorios.

12:58 Tue 5 de May de 2020

El virus también se investiga en los paritorios.
El Materno estudia si las embarazas con COVID-19 pueden contagiar a sus bebés.

El coronavirus ha colocado a las mujeres embarazadas como población de riesgo. El motivo no es que sean más propensas al contagio que el resto de la población, sino que aún no se sabe si, en caso de infectarse, pueden transmitirle el contagio a sus bebés.

Esta es una de las lagunas médicas sobre la pandemia que se pretende cubrir con una investigación nacional en la que participa el Hospital Materno Infantil de Badajoz. Ciencia de emergencia que convertirá los paritorios en un campo de estudio del coronavirus.

«El objetivo de la investigación es saber el impacto de la infección en la mujer embarazada y en el recién nacido y la evolución de ambos tanto a nivel clínico como analítico», resume la doctora María Concepción Ortiz Barquero, jefa de sección de Neonatología del Hospital Materno Infantil de Badajoz. Ella es quien está al frente de esta investigación en Extremadura en la que están implicados doce hospitales de toda España, coordinados por el Gregorio Marañón de Madrid.

El estudio empezará en el momento en que se detecte la infección en una mujer embarazada. «Queremos comprobar cómo se comportan ellas ante la infección y cómo afecta al recién nacido, sobre todo qué respuesta tanto inmunológica (de defensa) como inflamatoria tienen los dos y su pronóstico. También –prosigue– queremos conocer hasta qué punto puede existir una transmisión entre la madre y el feto o posteriormente a través de la lactancia».

Esto lo harán recogiendo y analizando muestras en las que pretenden encontrar restos del virus en la placenta, la sangre de la madre y del niño, en la leche, el meconio o la orina. El estudio se prolongará más allá del parto. Durante los siguientes seis meses, se vigilará la evolución clínica tanto de la madre como del bebé para ver la respuesta que tienen sus defensas frente a la infección. Se trata en definitiva de descifrar el enigma del virus en el campo de la maternidad, primer paso para la prevención y el posterior tratamiento.

«No sabemos nada»
Ortiz reconoce que «en la situación de emergencia sanitaria en la que nos encontramos no sabemos nada sobre cómo esta infección afecta a las embarazadas y al recién nacido y es de gran interés». Si bien, las noticias que llegan de China apuntan a que no parece que haya transmisión entre una madre contagiada y el recién nacido, la doctora considera que está por confirmar. Repara en una realidad y es que desde que se produjo el primer caso de COVID-19 en China (el pasado mes de diciembre) aún no han pasado los nueve meses de gestación.

«El conocimiento que aporta China es de muy pocos casos y en un entorno muy diferente al nuestro. A lo mejor el comportamiento del virus no es el mismo si la mujer que se infecta en el primer trimestre que en el tercero cuando el feto ya está formado. Son estudios que hay que hacer para afirmar o negar que existe transmisión y hasta qué punto puede influir en la mortalidad tanto de la madre como del recién nacido».

En toda España se van a estudiar 150 parejas de mujeres y recién nacidos, de ellas se desconoce cuántas extremeñas podrán formar parte del estudio. Hasta ahora –confirma la doctora Ortiz,– «en el Materno, no hemos tenido a ninguna mujer que haya dado a luz y que fuera positiva por coronavirus. Hemos tenido sospechas por datos clínicos o epidemiológicos, pero han dado negativo en la prueba. Sé que a través de ginecólogos hay dos gestantes con infección pero todavía no están en el momento del parto».

Fuente: HOY.ES